Nos comprometemos con personas con discapacidad

San Salvador, 13 de diciembre de 2018

"Discapacidad con derechos" denominó la fórmula presidencial de la Alianza por un Nuevo País la propuesta para mejorar las condiciones de las personas con discapacidad si ganan las elecciones. De acuerdo con Carlos Calleja, candidato a presidente de la República; y Carmen Aída Lazo, candidata a la vicepresidencia de la República, lo que buscan es dotar de herramientas a quienes integran este sector para que se puedan desarrollar.

Inclusión laboral efectiva, mejorar las condiciones para acceder a centros educativos, fortalecer y expandir la cobertura del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), promover las condiciones para que tengan una jubilación temprana adecuada, apoyar a los atletas con discapacidad, establecer un ente rector que vele por este grupo poblacional y dotarlo del presupuesto necesario para que tengan cobertura nacional, realizar un censo de las personas con discapacidad y que se cumpla la legislación nacional e internacional en beneficio de este grupo son algunos de los componentes de la propuesta.

"Venimos a comprometernos con ustedes, me imagino que ya están hartos de agradecimientos, quieren hechos y no palabras, y eso es lo que nos tiene aquí", expresó el candidato presidencial. Representantes de personas con discapacidad visual, auditiva y motora entregaron a la fórmula presidencial un pliego de propuestas también para que las apliquen si ganan la elección. El diputado de ARENA, David Reyes, dijo que no quieren recibir lástima, si no un trato con igualdad de condiciones al resto de la población porque también son sujetos de derechos.

William Lazo, representante del grupo poblacional con discapacidad auditiva, expresó a la fórmula que de otros países pueden tomar ejemplo de cómo se debe legislar de manera inclusiva. "Para la mayor parte de personas sordas es muy difícil acceder al empleo. Las personas sordas somos de escasos recursos, solamente tenemos una asociación de la cual también tenemos sede en oriente y occidente, y es muy difícil querer acceder a las universidades porque sabemos que no hay intérpretes; las personas sordas siempre necesitamos de una persona intérprete para nuestra comunicación", aseveró el representante de la comunidad con discapacidad auditiva, a través de una intérprete.

Extraído de La Prensa Gráfica, ver noticia original aquí.