Carmen Aída Lazo Vicepresidenta

Carmen Aída Lazo

Biografía

Soy una salvadoreña, economista, amo a mi país y he buscado aportar desde las oportunidades a las que he podido acceder.

Vengo de un hogar sencillo pero con mucho amor. Mi papá fue un ingeniero civil, que influyó mucho en mí. De él y de mi madre aprendí a amar este país y a esforzarme como medio de superación. Estoy casada con Ivan desde hace 18 años y soy una orgullosa madre de 2 hijos, Andres y Camila. Siempre he querido vivir en El Salvador y que mis hijos vivan acá.
Amo mi trabajo, me siento muy orgullosa de haber sido profesora y Decana de la Escuela Superior de Economía y Negocios durante los últimos 6 años. Desde ese cargo he dirigido investigaciones en temas económicos, sociales, sobre pobreza, crecimiento económico, globalización e integración, entre otros.

Trabajé como Oficial de Programas y como Coordinadora Adjunta del Informe sobre Desarrollo Humano en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Estuve en el Ministerio de Economía como Asesora en temas como energía, comercio internacional, zonas libres, estadísticas y negociaciones con diferentes sectores. También formé parte de la primera Junta Directiva de la Superintendencia de Competencia.

He estado muy activa en la sociedad civil y con mucho interés en temas de desarrollo económico y social. Fue así como asumí el rol de Presidenta de la Junta Directiva de Techo. Estuve en las juntas directivas de Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), Banco Azul, Glasswing Internacional y de la Fundación Salvadoreña Para El Desarrollo Económico Y Social (FUSADES), donde también participé en la comisión de estudios económicos y sociales.

Participe en el Asocio para el Crecimiento, así como en la formulación y negociación del Fomilenio II. Una de mis mayores satisfacciones ha sido dirigir el programa Escuela para las Jóvenes Líderes, orientado a fortalecer las capacidades de niñas de institutos nacionales, pues creo profundamente en el empoderamiento de las mujeres jóvenes.

He tenido el enorme privilegio de estudiar en las mejores universidades del país y del mundo gracias a becas. Mi alma mater es la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), donde estudié la Licenciatura en Economía y Negocios entre 1994 y 1997. En la Universidad Católica de Chile estudié una maestría en Macroeconomía Aplicada y después tuve una beca del gobierno de Japón y del Banco Mundial que me permitió estudiar Desarrollo Internacional en la Universidad de Harvard.

Me encanta la música, leer, creo mucho en que las oportunidades cambian vidas para las personas y mi principal aspiración de llegar al gobierno es generar esas oportunidades. He escrito artículos y documentos de investigación para diferentes periódicos e instituciones. Al provenir de la academia, creo mucho en la discusión abierta de ideas y en el debate plural. También creo son más las cosas que nos unen entre salvadoreños que las que nos dividen. Aspiro a contribuir a la tan necesaria unidad de nuestra nación.

Creo que la política se puede ejercer con sencillez y considero que tengo una verdadera vocación de servicio. Ahora aspiro a la Vicepresidencia de El Salvador para trabajar por los jóvenes, por las mujeres de este país, y para apoyar el esfuerzo de Carlos Calleja en la generación de trabajo para todos.

No soy una política, soy una salvadoreña que ha dicho sí al reto de asumir un puesto en la función publica para representar las aspiraciones de la sociedad civil. Creo que si más personas nos involucramos nuestro país puede avanzar. Esa es mi ilusión, ese es mi compromiso.