En las últimas décadas, una de las mayores preocupaciones y angustias de los salvadoreños, sobre todo aquellos que viven en asentamientos precarios urbanos, suburbanos y rurales, ha sido la violencia y la delincuencia.

Carlos y Carmen Aída retoman este día este problema, el que ninguno de los candidatos ha querido abordar a profundidad, ofreciendo soluciones responsables y con un enfoque integral que rompe los paradigmas tradicionales.

El plan de Carlos y Carmen Aída para la seguridad de las familias salvadoreñas tiene una visión diferente de la intervención estatal, de la eficacia policial y de la estrategia social que se debe impulsar. La fuerza represiva contra el crimen seguirá siendo indispensable, pero la verdadera fuerza del estado será llevar la obra pública a toda la población y todos los territorios, sin exclusión alguna.

Carlos, como Presidente de la República, se pondrá al frente de la lucha contra el crimen con la máxima firmeza y el máximo rigor. Sin embargo, el combate central y decisivo será contra las raíces sociales y estructurales de la violencia, contra la exclusión social, la marginación y la ausencia del estado como garante de la seguridad y proveedor de servicios de calidad.

“No voy a hacer promesas irresponsables. No se sale de la noche a la mañana de 20 años de violencia desbordada, no se superan por arte de magia las peores tasas de homicidios del mundo; pero me siento comprometido y capaz a cambiar el rumbo en el campo de la seguridad ciudadana. No podemos seguir con una guerra interminable contra las pandillas. Y menos aún podemos seguir viviendo paralizados del miedo.

Cuando digo que no podemos seguir con lo mismo, me refiero a todas las políticas de Mano Dura, tanto de los gobiernos de ARENA como de los de los últimos gobiernos del FMLN, que en vez de producir más seguridad y paz han profundizado la crisis. Es hora de un concepto nuevo y audaz. Tenemos que cambiar de fondo y forma las políticas, y no solo las políticas de seguridad en el sentido estrecho, sino todas nuestras politicas, y la jerarquía de prioridades de las inversiones sociales”, destacó el candidato a la presidencia, Carlos Calleja.

Una priorización estratégica de la prevención sobre la represión

El gobierno de la fórmula de Carlos y Carmen Aída, priorizará la prevención sobre la represión, que ha estado durante décadas al centro de la politica de seguridad. La prevención, hasta ahora, ha sido concebida como un complemento marginal de la seguridad pública, sin estrategia, coherencia y sostenibilidad. Se trabajará en estrecha colaboración con el sector privado, la sociedad civil, los municipios, las iglesias y la comunidad internacional.

La represión del delito no será más bajo el enfoque de una guerra social, de mano dura o de la militarización de la seguridad pública. Por el contrario, se sustituirá por un enfoque de peersecución del delito que contribuya a construir Paz Social.

La persecución del crimen será la consecuente aplicación de la ley, estrictamente en el marco legal de los Derechos Humanos, basada en la eficacia de la policía, fiscalía y del sistema judicial, donde la investigación y la inteligencia estarán por encima del exceso en el uso de la fuerza.

Es imperativo llevar a cabo una reingeniería de las instituciones de seguridad pública, que incluya el rescate de la vocación civil de la Policía Nacional Civil y el reforzamiento de sus mecanismos de control interno.

Esta reingeniería incluye una importante apuesta por la formación profesional de la policía y el personal de centros penales, así como la revisión del sistema de ascensos y de una estructura de incentivos que sea sostenible y dignificante.

La administración y el diseño del sistema penitenciario tendrá como prioridad de rehabilitación y formación de los internos.

“No podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciendo las cosas de la misma manera, si seguimos sin poner la voluntad, el compromiso, la inteligencia, los enfoques audaces, la estrategia coherente, los recursos suficientes, el liderazgo decidido y las personas capaces de sacar al país de esta situación. Quiero hacer énfasis en algo: la mejora de condiciones, prestaciones y equipamiento de los agentes de seguridad es fundamental en nuestra estrategia. Nuestra apuesta es por la tecno-seguridad. Recuperaremos los territorios con la intervención integral en comunidades, no solo por parte de la PNC, sino por parte de todas las instituciones del Estado, esto es parte de nuestras propuestas Colonias en Paz y Escudo Inteligente.”, dijo Carlos Calleja.

En cuanto a la redefinición de Prevención, para hacer sostenible y efectivo el Plan de Seguridad Ciudadana, el gobierno de Carlos y Carmen Aída, van a desarrollar el concepto de Inversión Social Focalizada, con un carácter prioritario, integral, focalizado y sostenible.

Se diseñará un plan para transformar las comunidades en cuanto a infraestructura y servicios públicos de calidad, se dará énfasis a las escuelas que están ubicadas en territorios con altos índices de violencia para convertirlas en escuelas de tiempo completo con extensas actividades complementarias. Esto con el objeto de convertir a las escuelas en los motores de cambio. Esto es solo un ejemplo de lo que se hará de manera inmediata.

Carlos, se comprometió en que, al llegar a la presidencia, asumirá la responsabilidad directa sobre este plan, garantizando que el gabinete revise todas las inversiones sociales: educación, salud, juventud, mujeres, caminos rurales, agua, saneamiento y trabajo, para dar prioridad a aquellas que tengan impacto directo y sostenible sobre las comunidades, barrios, asentamientos precarios, cantones con alto grado de pobreza, exclusión e incidencia delincuencial.

El candidato puntualizó con el siguiente mensaje: “En vez de enfrascarnos en una guerra contra las pandillas, produciendo más muertos, vamos a emprender y ganar la lucha contra la violencia y sus raíces, produciendo inclusión, oportunidades, trabajo y convivencia ciudadana. Me comprometo este día con ustedes, a ponerme al frente de los esfuerzos para combatir la inseguridad y la delincuencia que tanto dolor causa a nuestras familias salvadoreñas. Nuestro país merece un enfoque integral como el que este día he planteado. Estoy seguro que es el camino correcto, y sé que juntos, lograremos enfrentar este enorme desafío”, Carlos Calleja, Candidato a la presidencia.

Solo un Estado presente en cuanto a sus servicios puede recuperar el control efectivo de los territorios. Para ello se impulsarán las siguientes acciones:

REGRESAR