CON FINANCIAMIENTO, ASISTENCIA TÉCNICA, MERCADOS INTERNACIONALES Y SEGURIDAD.

Objetivo

El Salvador ha sido reconocido mundialmente por la calidad de su café, y esa industria siempre ha sido una de las más representativas de nuestro orgullo nacional. Sin embargo, en los últimos años, el sector ha enfrentado continuas crisis; ha sido olvidado y abandonado.

Sabemos que todos los productores y empresarios vinculados al sector desean salir adelante y lo único que necesitan es un poco de apoyo, un primer alivio para superar esta crisis y que el Gobierno haga una apuesta decidida para sacar este sector adelante.

Es triste y preocupante ver el estado actual de la industria, y más aún, saber que una gran cantidad de familias que tradicionalmente encontraban sustento a través de las fuentes de empleo que se generaban con el café, ahora enfrentan una dura realidad en la miseria.

Para recuperar el sector, se necesita un planteamiento audaz y nosotros vamos a apostarle a su reactivación para devolverle la esperanza a los pequeños y grandes productores de la industria.

Elementos de la propuesta

Nuestra apuesta es por un abordaje integral al sector, con el objetivo de sacarlo de la crisis en la que se encuentra, a través de los siguientes elementos:

Financiamiento:

Sabemos que la situación financiera de los productores es apremiante y vamos a apostarle a encontrar soluciones para dar respuesta en el corto plazo a esta situación. Actualmente, la Mesa del Café ha logrado llegar a acuerdos concretos respecto al tema de financiamiento, los cuales deben implementarse. Pero no nos queremos quedar ahí, queremos ir más allá y apostar en grande a la revitalización del sector a través de la renovación del parque cafetalero.

Para ello, propiciaremos modelos de financiamiento con plazos más amplios y tasas más blandas con apoyo de organismos internacionales. Nosotros sabemos cómo hacerlo.

Institucionalidad y asistencia técnica:

Sabemos que en el sector existe una gran dispersión en cuanto a las diversas instituciones que intervienen. Vamos a eliminar esa dispersión e incrementar la participación del sector privado para que funcionen mejor los programas y las iniciativas, tanto de promoción, investigación y desarrollo, y sobre todo, la provisión de asistencia técnica.

Acceso a mercados internacionales:

Le apostamos a abrir nuevos mercados internacionales, sabemos que actualmente los esfuerzos han sido insuficientes para poder llevar el café salvadoreño al resto del mundo. No solo vamos a promover que haya una mayor producción de café, sino que vamos a velar porque pueda ser vendido internacionalmente a buenos precios.

Seguridad:

Conocemos que la seguridad es uno de los factores que más están afectando a este sector. Por tanto, dentro de nuestra estrategia global de seguridad contemplamos medidas para fortalecer y capacitar la Policía Rural y planes de seguridad diferentes según la realidad de cada zona cafetalera.

Con esta apuesta se beneficiará a los más de 23 mil 600 productores de todo el país; de los cuales, más de 17 mil son pequeños productores (producen en 5 Manzanas o menos). Además, con la recuperación del sector, alcanzando los niveles de producción de 2012/2013, se generarán al menos 40 mil empleos directos. (Fuente: Consejo Salvadoreño del Café).

REGRESAR