El objetivo de esta propuesta es garantizar el abastecimiento continuo en los tres niveles de atención del Sistema Nacional de Salud, tanto de medicamentos, insumos médicos, e insumos no médicos, de tal forma que se cubran las necesidades de los pacientes permanentemente. Vamos a garantizar que la población reciba sus tratamientos médicos justo a tiempo, mejorando la calidad de vida sustancialmente.

Diagnóstico:

Actualmente, el Sistema Nacional de Salud padece un desabastecimiento crónico y creciente, con causas que no radican eminentemente en la falta de recursos financieros, sino que tienen su arraigo en la falta de voluntad política para abordar el problema, la incapacidad para dar soluciones, y la forma arcaica de administrar el Sistema Integral de Salud.

Ante esta crisis, y para garantizar un abastecimiento efectivo, basaremos nuestro accionar en los siguientes ejes:

Eje #1: Uso racional del presupuesto asignado

Haremos un uso racional del presupuesto asignado, basado en una gestión eficiente y eficaz desde el proceso de compra de medicamentos e insumos hasta la puesta a disposición y entrega de los mismos a los pacientes y usuarios del Sistema Nacional de Salud.

Eje #2: Compras eficientes

Privilegiaremos las compras en volumen para alcanzar economías de escala y otros beneficios en costos, con entregas programadas acorde a consumos, definiendo existencias mínimas y la frecuencia de los pedidos, jerarquizando los medicamentos por su nivel de importancia y disponibilidad en el mercado nacional e internacional.

Incorporaremos a los proveedores como parte de la solución del problema, previendo los pedidos con suficiente anticipación. Con esto pretendemos alcanzar efectividad y cumplimiento en la entrega de medicamentos e insumos. De igual forma, entablaremos acuerdos estratégicos con los principales proveedores.

Eje #3: Innovación y modernización

Aplicaremos tecnología apropiada para establecer sistemas de control de existencias, consumos, necesidades y proyecciones en todas las regiones, hospitales y unidades de salud, realizando un monitoreo permanente del comportamiento y tendencias del consumo de medicamentos e insumos para un mejor pronóstico de la demanda.

Innovaremos administrando eficientemente y realizaremos una verdadera planificación estratégica en toda la cadena logística que permitirá mantener suficientes existencias de inventarios.

Estableceremos una política integral que aborde todos los procesos del sistema de suministro, estableciendo estándares y controles que permitan gestionar en forma diferenciada los medicamentos e insumos de mayor importancia prioritariamente.

Diseñaremos y mejoraremos continuamente los procedimientos bajo normas de calidad, estandarizando esta plataforma operativa de forma tal que compartamos las experiencias de éxito, replicándolas en todos los establecimientos de salud.

Modernizaremos la administración del Sistema Nacional de Salud, disponiendo de los profesionales idóneos con una visión compartida de excelencia y calidad: personal médico, técnico, administrativo y personal de apoyo.

REGRESAR