Nos comprometemos a mejorar la seguridad nacional

16 de enero de 2019

El gobierno de El Salvador cerró el 2018 con una tasa de homicidios cercana a los 50 por cada 100 mil habitantes. Lo que cuadruplica el número de casos que debe de reportarse de una enfermedad para que sea considerada epidemia, según los estándares internacionales, este es uno de los factores que no permiten que el país desarrolle su máximo potencial.

Para el candidato a la Presidencia por Alianza por un Nuevo País, Carlos Calleja este es un tema que debe de ser tratado de manera integral, trabajando en prevención, represión y rehabilitación. En donde además de contemplar la seguridad de los ciudadanos, se trabajará de la mano con las instituciones que combaten este cáncer de la violencia, como la Fiscalía y la Policía Nacional Civil (PNC), con quienes toma el compromiso de apoyarles con los recursos necesarios para que realicen su trabajo de la mejor manera.

Al recorrer el territorio, el candidato ha podido ver como la violencia es un flagelo que afecta tanto a quienes residen en las comunidades, como a quienes brindan seguridad en la zona, ejemplo de esto es los crímenes cometidos el día de ayer en la colonia Valle del Sol y el asesinato de agentes policiales, sobre lo que comentó. “La semana pasada estuve caminando en la Colonia Valle del Sol, es triste saber que anoche perdiera la vida en ella dos mujeres y un bebé. La violencia tiene que parar. Al agente de nuestra PNC, mi solidaridad y mi palabra: voy a trabajar todos los días de mi presidencia para que los salvadoreños puedan vivir en Paz”.

Como parte de su plan de gobierno el candidato compartió hace unos meses propuestas concretas y realizables en el tema de seguridad, su visión es diferente de la intervención estatal, de la eficacia policial y de la estrategia social que se debe impulsar. La fuerza represiva contra el crimen seguirá siendo indispensable, pero la verdadera fuerza del estado será llevar la obra pública a toda la población y todos los territorios, sin exclusión alguna.

La persecución del crimen será la consecuente aplicación de la ley, estrictamente en el marco legal de los Derechos Humanos, basada en la eficacia de la policía, Fiscalía y del sistema judicial, la investigación y la inteligencia estarán por encima de las medidas que son contraproducentes para la prevención. Es imperativo llevar a cabo una reingeniería de las instituciones de seguridad pública, que incluya la despolitización de la Policía Nacional Civil y el reforzamiento de sus mecanismos de control interno.

En cuanto a la redefinición de Prevención, para hacer sostenible y efectivo el Plan de Seguridad Ciudadana, el gobierno de Carlos y Carmen Aída, van a desarrollar el concepto de Inversión Social Focalizada, con un carácter prioritario, integral, focalizado y sostenible. Se diseñará un plan para transformar las comunidades en cuanto a infraestructura y servicios públicos de calidad, se dará énfasis a las escuelas que están ubicadas en territorios conflictivos para convertirlas en escuelas de tiempo completo con extensas actividades complementarias, de tal forma de convertir a las escuelas en los motores de cambio. Esto es solo un ejemplo de lo que se hará de manera inmediata.