Pequeñas decisiones, grandes cambios

1 de noviembre de 2018

Nuestro país tiene una belleza natural y cultura única, somos un país con gente acogedora. No podemos permitir que nuestra cultura y tradiciones sigan desapareciendo. Por esto, vamos a trabajar para forjar el desarrollo, rescate y conservación de la cultura tomando en cuenta las regiones indígenas como zonas de desarrollo turístico y promover el folklore de la cultura y tradiciones indígenas y campesinas. Con pequeñas inversiones, podemos lograr grandes cambios positivos para nuestro pulgarcito.

Este eje se compone de tres elementos:

  1. Puentes de asueto
  2. Inversiones estratégicas
  3. Marca país

Los tres elementos son clave para el desarrollo del turismo en nuestro país, incentivando el turismo interno, atrayendo más turistas extranjeros y posicionándonos como un destino de talla mundial.

Puentes de asueto

Queremos aprovechar los puentes de asueto, Nuestra propuesta consiste en que algunos de los días de asueto nacional que corresponden a los días martes, miércoles o jueves, se trasladen para el día inmediato anterior o posterior al fin de semana según sea el caso, creando así “fines de semana largos”.

¿Cómo logramos esto?

A través de una Ley de Promoción del Turismo Interno

Esta disposición tiene un doble beneficio: en primer lugar un beneficio social, porque permite a las familias de los trabajadores salvadoreños que sean beneficiados con la medida, poder disfrutar en comunión de un período de descanso continuo y la convivencia familiar. Este tiempo podría ser aprovechado visitando los sitios turísticos de nuestro país, les permitiría conocer las maravillas naturales, culturales y religiosas de El Salvador. Por otro lado tienen un beneficio económico, pues las comunidades que reciben el turismo se benefician por el consumo que estas personas realizan durante el período que permanecen en cada región.

Inversiones estratégicas

Para incentivar el turismo, también es importante invertir para mejorar la infraestructura y las vías de acceso de nuestros destinos turísticos, tratando siempre de generar el mínimo impacto al medio ambiente. Hemos tenido algunos casos exitosos, en los que una pequeña inversión ha potenciado la afluencia de turistas. Por ejemplo, la pavimentación de la Calle al Boquerón, la pavimentación parcial de la calle al Tunco, entre otros. Esas pequeñas inversiones han beneficiado a muchos emprendedores y familias que trabajan en los negocios de las zonas.

Vamos a desarrollar un plan de pequeñas inversiones que sean factibles, con base en un inventario de posibles mejoras en diferentes destinos turísticos. Por ejemplo:

Dentro de estas pequeñas inversiones también se incluye el arreglo del ornato de los parques y calles respetando el medio ambiente y dándole un mayor realce a las estructuras antiguas. Queremos resaltar todo lo hermoso de nuestro país, incentivar el orden y limpieza de nuestros calles, centros históricos y demás lugares. Si queremos competir con países como Perú, Colombia o Costa Rica, necesitamos apostarle a estos proyectos.

Marca país

Potenciar la marca país requiere de un fuerte compromiso del Presidente de la República, esto ha sido clave para el éxito de las estrategias de países como Perú y Marruecos. Nuestra estrategia no se trata solamente de resaltar una marca o un slogan, es una estrategia para atraer inversión, potenciar las exportaciones y fortalecer el sector turismo. Para lograrlo, se necesita de un esfuerzo en conjunto entre instituciones públicas y privadas.

Marca país es sumamente importante, porque es un elemento transversal que nos beneficia a todos. Si estamos bien posicionados, más extranjeros van a querer venir a nuestro país, más inversionistas querrán apostarle a sus negocios en El Salvador, generando más y mejores fuentes de empleo.

Un primer paso es recuperar nuestra imagen como país. Vamos a posicionar a nuestro pulgarcito como un destino turístico de talla mundial, no podemos seguir permitiendo que las noticias negativas sobresalgan. Queremos que al buscar en Google “El Salvador” ya no salgan noticias de muerte y violencia, queremos que al buscar “El Salvador” aparezcan todas las cosas buenas que tenemos: nuestro hermoso patrimonio natural y cultural, nuestros logros y la calidez de nuestra gente. Para esto, vamos a delegar oficinas internacionales con gente capacitada para que sean las encargadas de manejar la imagen de El Salvador ante el mundo, que se destaquen las cosas buenas que estamos haciendo en nuestro país.

Con una estrategia bien integrada e implementada, como en Marruecos, podemos tener: